En diciembre de 2015 se realizó en París la conferencia COP21 (XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático).

cop21

Colombia fue uno de los países asistentes al evento y firmó el acuerdo final para reducir la emisión de gases efecto invernadero, determinante para el futuro de la sociedad en materia de construcción e infraestructura.

Un aspecto fundamental del Acuerdo de París es limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados centígrados, para lo cual todos los países firmantes requerirían llegar a un nivel de cero emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el año 2050, reduciendo así el calentamiento global y adquiriendo el compromiso de abandonar los combustibles fósiles.

Teniendo en cuenta la situación actual de nuestro país, la clave para dar cumplimiento al convenio pasa por el desarrollo urbano sostenible, la arquitectura bioclimática y la construcción con valor ambiental.

landscape

Este año se llevó a cabo la firma de lo pactado en 2015 en París. El escenario fue la ciudad de Nueva York, en la cual el presidente Santos anunció que la meta principal es impulsar una política nacional de cambio climático para reducir la emisión de gases y la deforestación.

Es así como en la formulación de futuros proyectos se debe contemplar la mitigación del cambio climático teniendo en cuenta la sostenibilidad, el bioclimatismo y el desarrollo responsable y la promoción de las fuentes de energía limpias.

Aquí es donde las organizaciones y la empresa privada con propósitos sostenibles toman protagonismo. Estas deben ser aliadas de las políticas nacionales para ayudar al país en materia ambiental. El gobierno deberá tenerlas en cuenta y asociarse con ellas a la hora de ejecutar los cientos de proyectos que se avecinan.

La Resolución 549 de 2015, con la cual el Ministerio de Vivienda establece los parámetros y lineamientos de construcción sostenible en el país, es una señal para la ejecución de proyectos sostenibles y la promoción de la eficiencia en el consumo de agua y energía en construcciones futuras.

beneficios

Es claro que desde las diferentes dependencias estatales se estarán formulando criterios de sostenibilidad y para afrontar el cambio climático, los cuales se tornarán indispensables en el diseño de planes de desarrollo urbano, infraestructura y edificaciones públicas.

Las compañías que brindan soluciones sostenibles en el tiempo y que tienen como requisito primordial ser amigables con el medio ambiente, toman grandes ventajas en este contexto. Serán los vehículos para dar cumplimiento a los retos planteados.

En nuestro país, pocas empresas planean proyectos que sean realmente eficientes y que brinden a su vez cuidado para el medio ambiente y calidad de vida para las familias.

Así es como se inicia una cruzada en contra del cambio climático, donde todos los sectores deberán privilegiar la sostenibilidad y la eficiencia energética en materia de infraestructura y construcción de edificaciones por el bienestar de nuestra sociedad y el cuidado del medio ambiente.